29/6/16

Disputarse


        ¿Quién gana algo en una competición?, ¿de veras que alguien gana algo?, ¿quién? Quizá respondas que el primero y, a lo mejor, el segundo y el tercero. Pero, ¿eso es ganar?... ¿Qué se gana, una medalla, dinero, reputación…?, ¿qué se gana que con el tiempo no se pierda?

        Da igual lo que se gane en una competición, sea el valor que se le quiera dar a lo que obtenga. Porque ganar una carrera de galgos no es importante para quien gana un torneo de ciudad de tenis, por ejemplo, pero al revés es igual; va en función del valor que se le dé a la competición para nos y otros.

        Toda competición es relativa. Incluso una competición mundial. ¿Por qué? Porque con el tiempo se suele olvidar y siempre llega alguien que gana en menos tiempo, que da más espectáculo… Stop. Ésta es la clave: el espectáculo que conlleva la competición.

        Si la vida es una competición es, por consiguiente, un espectáculo. Por tanto, cada vez que compites estás ofreciendo un show, una función, una representación… siempre para alguien, que es quien gana algo: la muestra del espectáculo. En concreto: la ridiculez de la competición, desde mi punto de vista.
       
        No hay que enfocar esto a nivel deportivo exclusivamente, sino a nivel social, laboral, personal, al nivel en que se compita. Os habéis empeñado y habéis aprendido el adoctrinamiento de la competición como modus vivendis. Vivís para competir, para dar espectáculo. Sois el show terrenal.

        ¿Os suena de algo eso de “Si no se juega a lo que digo me llevo mi pelota” o “No juego si no se juega a lo que quiero”?

        Cuanto más compites menos ganas. ¿En cuantas carreras (competiciones) has participado y cuántas has ganado? En los negocios ocurre igual, en la política, en todo. Cuanta más participación menos ganancia. Cada vez que no eres el primero o ganas, literalmente ha perdido. Dicho de otra manera, no ganas nada, más que dolor, sufrimiento, desgaste, humillación, oprobio, Dime ¿qué ganas? Si hay sinceridad en la respuesta será un NADA. La competición es la muerte de vuestra sociedad. Jamás ha llegado a nada, siempre acaba perdiendo. Cuantas más guerras, menos se gana, más se pierde. Porque aunque el conflicto lo gane uno, ¿cuántos son los miles que han perdido la vida, y las miles de familias destrozadas?

        Sigue compitiendo, a ver que ganas. A lo mejor ganas una mala pensión para la vejez. Pero justo en ese momento, de la vejez, te des cuenta que no merecido la pena la lucha, la competición. Pero no te preocupes, todo esto se acabará pronto, y ya no habrá más competiciones. Entonces te puedes preguntar aquello de: ¿de que te sirve ganar el mundo si pierdes tu alma? Porque en verdad pierdes el alma en una competición continuada como es la vida tal y como la tenéis planteada en la Tierra.

         Tienes una oportunidad magnífica: deja de competir y habrás ganado, seguro. Sólo cuando dejas de competir y medirte con los demás, ganas.

        Enfoquémoslo por otra vertiente. Se trata de superarse, no de disputarse. Se trata de alcanzar tus logros independientemente de lo que hagan los otros. Esta es la cuestión, la superación, no la disputa. ¿Por qué? Porque cada uno es distinto a los demás. Cada cual tiene unos talentos, virtudes, capacidades distintas. Sólo has de lograr el mayor mejor desarrollo personal de tus habilidades, sólo eso.

        Si te sigues empeñando en la competición solo será un oponerse a lo que los demás hagan. Pero si se muestra lo que uno es capaz, la cosa cambia, pues entonces cada individuo mostrará lo mejor de sí sin tener en cuenta a nada ni nadie con quien competir, y en ese sacar lo mejor hay un gran disfrute. Se disfruta en uno al superarse a sí cada día, y se disfruta con la muestra que ofrecen los demás en el mismo afán sin que haya una medida de competición, sino un gratificante asombro de lo que cada uno puede dar.

        Competir lleva a la frustración y no se gana nada.
        Competir es una disputa sin fin y sin ganadores.
        Competir es un desgaste de fuerzas, de energías y de sin sabores.
        Competir fomenta las diferencias, favorece la disputa y el desencuentro.

        Supérate, disfrútate y que cada cual sea cada cual.

        La grandeza de un ser humano se puede medir, si quieres, en la nobleza de sus actos mostrados sin el afán de humillar a nadie.

        Serás más grande y mejor en tanto en cuanto saques lo mejor de ti mismo en busca del logro personal, de la superación individual.

        Si dejas de competir, ganas. Esta es la clave.

========================================
Autor: Deéelij
Fuente: De su libro Alas sin plumas (Ediciones Ende, 2016):
========================================

28/6/16

Ritmo de vida: del culto a la velocidad al equilibrio y la armonía


La sociedad actual y la visión que en ella impera ensalzan el exceso como ninguna otra cultura lo había hecho antes. Se trata de una percepción productivita, consumista y aferrada a lo material. Es más, como si fuera lo más normal, en torno al exceso se ha configurado una retórica amplificada por la publicidad y los medios de comunicación. El exceso –sea en acumular riqueza o en ganar medallas olímpicas- se ha elevado prácticamente a la categoría de heroicidad. Y la televisión, la radio o la prensa no destacan el quehacer de los verdaderos héroes –que hay muchos, multitud de hombres y mujeres, por todo el planeta y en los más diversos contextos-, sino el “éxito” del “triunfador”, que suele ser un señor o señora que se aporta mucho a sí mismo y casi nada a los demás.

La Economía-Mundo lo contamina todo con su aroma mercantilista y sus reglas del comercio sin alma: poco importa el verdadero valor de las cosas –su valor intrínseco o de uso- y todo se reduce a su precio –su valor de cambio y especulativo-. Es una auténtica subversión del orden natural. Y para conseguir que las personas la asuman, se promueve un modelo de vida que mira siempre al mañana, jamás al presente. El objetivo es claro: que al colocar la mirada en un futuro virtual y frecuentemente quimérico, no se observe la realidad tal cual es. Todo alienta a plantear constantemente metas y retos para el mañana, sin capacidad de crítica, sin saber de verdad si son propios o impuestos por otros, sin atender nunca al aquí-ahora, a lo real. Igualmente, se anima a transgredir límites y fronteras en un contexto de culto a la velocidad. Y a esto se le llama disfrutar la vida. A costa de lo que sea, incluso de uno mismo y la auténtica identidad; y sin conocer por qué y para qué. De este modo, se llena la mente de ruido, del ajetreo incesante provocado por un mundo “en progreso”, “en avance”, aunque nadie sepa bien hacia dónde.

Y casi nadie se sorprende por tanto dislate, aunque, paradójicamente, muchas personas se escandalicen ante los nocivos efectos e impactos, individuales y colectivos, de tanta proclama aparentemente rompedora. La gente se ha acostumbrado al cómodo ejercicio de seguir la corriente, transitando por la vía rápida de los extremos y renunciando a lo que Aristóteles definió como el “justo medio”, “in media virtus”, lugar de excelencia, según él, para la ética y la razón. De esta forma, el equilibrio queda fuera del alcance de cada ser humano y de la sociedad.

En última instancia, la elección no es entre felicidad o no. Todo el mundo, sin excepción, quiere ser feliz. La clave radica en lo que se entiende por felicidad. Y aquí sí que hay que optar: entre un modelo de felicidad ajeno a uno mismo, impuesto por la visión y sistema dominantes; y la felicidad tal como la vemos y percibimos honesta, sincera y conscientemente desde nuestro interior. La experiencia de los triunfadores, de los rompedores y de los se aplican un modelo de felicidad ajeno a ellos mismos indica con rotundidad lo que espera al final de ese camino: frustración, insatisfacción, estrés, depresión, vacío. Y la de los que han optado por el “in media virtus” también es contundente: felicidad equilibrada, duradera y armoniosa.

Ciertamente, no es preciso ser un genio para percatarse que hacer las cosas más despacio significa hacerlas mejor. Y ofrece la oportunidad de gozar con la acción de hacerlas, lo que se sitúa estrictamente en el presente y no con los teóricos resultados de la acción, que pertenecen al ámbito de un futuro que es mera ficción mental… Todo mejora, hasta la salud, cuando se prescinde del apresuramiento. Las palabras “rápido” y “lento” representan dos filosofías de vida muy distintas. Rápido equivale a atareado, controlador, agresivo, superficial, estresado e impaciente, es decir, todo aquello en lo que la cantidad prima sobre la calidad. En cambio, lento está asociado a sereno, cuidadoso, receptivo, silencioso, intuitivo, pausado, paciente y reflexivo, esto, es, donde la calidad prevalece sobre la cantidad. Por ello, la filosofía de vida de la lentitud puede resumirse en dos cualidades: equilibrio interior y armonía exterior.

¿Qué hacer para dejar atrás tanto culto a la velocidad y vivir en ese equilibrio y la armonía? Ante todo, ser coherente: cuando se trata de ir más despacio, no se pueden tener prisas, por lo que conviene comenzar poco a poco. Por ejemplo, es aconsejable empezar con algunas prácticas de “salida del tiempo”, es decir, actividades como la meditación, el silencio interior o, incluso, sentarse en un lugar público o pasear plácidamente observando lo que nos rodea. Igualmente, aplicar la pausa y el sosiego a la hora de comer, de leer... hasta para hacer el amor… Y si un pequeño acto lento te hace sentirte bien, pasa paulatinamente a lo importante, hasta llegar al punto de replantear tu agenda cotidiana de “actividades múltiples y veloces”.

==============================================
Artículo de Emilio Carrillo publicado en el número de mayo de 2016 de la revista Tú Mismo:
===============================================

27/6/16

La abstención gana las elecciones del 26J


Los resultados oficiales, con el 100 por 100 de los votos escrutados, de las elecciones generales celebradas en España en el día de ayer, 26 de junio, colocan a la abstención como opción electoral claramente mayoritaria y ganadora.

Indudablemente, son muy variadas las causas de esta abstención. Pero lo cierto es que el número de personas que han optado por ella representa un tercio del censo electoral –exactamente, el 33,84%- y asciende a más de 12 millones -12.357.017-, cifra muy superior a los votos -7.906.185- obtenidos por el primer partido (PP).

En el cuadro siguiente se ofrece el detalle de los resultados tanto de estas elecciones como de las del pasado 20 de diciembre:


26/06/2016
%
20/12/2015
%
Censo (1)
36.518.100
100,00
36.511.848
100,00
Abstención
12.357.017
33,84
 11.073.316
30,33
PP
7.906.185
21,65
7.236.965
19,82
PSOE
5.424.709
14,85
5.545.315
15,19
Podemos+IU
5.049.734
13,83
6.139.494
16,82
Ciudadanos
3.123.769
8,55
3.514.528
9,63
(1) El censo electoral -36.518.100- incluye tanto a los electores residentes en España -34.597.844- como en el extranjero -1.920.256-. Sobre este censo, el número total de votos emitidos ha sido de 24.161.083 (frente a los 25.349.824 de las elecciones del 20 de de diciembre) .

Como puede observarse:
+La cifra de ciudadanos que han optado por la abstención aumenta en 1.283.701.
+El Partido Popular (PP) incrementa su número de votos en 669.220.
+El Partido Socialista (PSOE) pierde 120.606.
+Unidos Podemos (Podemos+IU) cae en 1.089.760.
+Ciudadanos desciende en 390.759.

        Con estos datos en la mano, el incremento de la abstención (1.283.701) parece provenir fundamentalmente de los votos perdidos por Unidos Podemos y PSOE (entre ambos sufren una merma de 1.210.366), mientras que el aumento del PP (669.220) se debe al trasvase de votos desde Ciudadanos (390.759) y otras formaciones políticas menores de centro-derecha.

===============================================

Video del programa “Muchas crisis: respuestas a vuestros emails", de 10 de junio de 2016



    Vídeo (duración: 00:39:16del programa de Recuerda TV titulado Muchas crisis: respuestas a vuestros emails, de fecha 10 de de junio de 2016, en el que los profesores y economistas Juan Torres Emilio Carrillo responden en directo a las preguntas que llegan al siguiente email de la Fundación Espató:

     En esta ocasión, se abordan temas de actualidad como: jefe chino invita a 2.500 empleados a España; liberación de los periodistas secuestrados en Siria; Gobiernos que someten a pueblos; y 1 de cada 4 españoles (mayoritariamente ancianos) viven solos.

    Recuerda TV es la web-televisión con contenido consciente las 24 horas del día los 365 días del año. Para ver sus emisiones sólo tienes que entrar en este enlace:

=======================================

26/6/16

Mantente en el aquí-ahora, en la observación, en la atención (Recordando lo que Es: 48)


La vida es el aquí-ahora, lo real; el aquí-ahora es la vida, lo real. Si percibes algo -lo que sea- fuera del aquí-ahora o de lo que en conexión con él corresponde, es sólo la mente generando una ficción. El pasado y el futuro son frutos de la imaginación. Ni siquiera existe el presente, pues si no hay pasado ni futuro, ¿dónde está el presente? Date cuenta: el aquí-ahora no puede ser pensado ni intelectualizado, pues en cuanto lo hagas ya te habrás situado en el pasado; el aquí-ahora sólo puede ser ¡vivido! Esto es lo único que existe: Vivir Viviendo. Por tanto, mantente en el aquí-ahora. Esto significa:
1º. Rompe con el hábito de abandonar la realidad viajando mentalmente por el tiempo.
2º. Observa lo que experiencias de instante en instante, estando atento a ello.
3º. No reacciones ante nada, no te dejes llevar ni arrastrar por los estímulos e impulsos externos.
4º. Percibe la frecuencia vibracional de las actitudes que creas en el aquí-ahora al vivir esas experiencias y modula tal frecuencia para que sea coherente contigo mismo, con lo que realmente eres.
5º. Permite que esas actitudes se plasmen en acciones, comportándote en consonancia con lo que en tu corazón e interior sientes en el preciso momento -ni antes ni después- en el que estás viviendo la experiencia que sea.
6º. Unido a ello, libérate de los sistemas de creencias instalados en tu cabeza que te dicen, de manera predeterminada y estereotipada, qué hacer y cómo comportarte.
Es una práctica simple. Y te reconecta contigo mismo: con lo que auténticamente siempre has sido, eres y serás; con tu estado original ajeno al tiempo y al espacio; con tu naturaleza divina, infinita, eterna; con la Sabiduría innata que posees en tu ser; con la Felicidad que no tiene causa porque es tu Estado Natural… Todo esto es y existe antes de que el pensamiento se adentre en el “proceso de pensar”, un proceso que oculta la realidad bajo el velo de la simulación tridimensional en el que otros quieren que permanezcas enredado y entretenido… Observa lo que experiencias, estate atento al aquí-ahora, no te dejes llevar por los impulsos de las creencias mentales y las emociones a ellas asociadas, escucha tu corazón y siéntete a ti mismo. Es sencillo: no te molestes cuando te indiquen que te molestes; no reacciones cuando te exijan que reacciones; no te resistas cuando te llamen a resistir; no luches cuando te inciten a luchar; no te enfades cuando otro se enfada; no ignores lo que tu cuerpo te indica cuando te señalen que al cuerpo no hay que escucharlo; no reprimas tus intuiciones e inspiraciones cuando te insistan en que no les hagas caso… Simplemente, céntrate en el aquí-ahora, observa, percibe en el Vivir Viviendo lo que se mueve en tu interior y permite que fluya naturalmente hacia el exterior en forma de acción. Así, tan fácilmente, tomarás el mando consciente de tu vida y te liberarás de los sistemas de creencias, normas, credos, religiones, mandamientos, morales, falacias intelectuales, leyes, paradigmas institucionales y demás mecanismos de dominio y manipulación que te han mantenido inconsciente y en estado de sufrimiento.

=======================================================
Una nueva entrega de Recordando lo que Es se publica en este blog cada domingo.
=======================================================

25/6/16

Renacer


A Emilio (Diciembre, 2013)

Entre las ramas de un naranjo florecido,
quedé atrapada en pleno vuelo.
Prisionera, gemí desconsolada, lastimada,
entre barrotes ilusorios mi trino desvaído.

En soledad, elevé la vista a los cielos
anhelando encontrar al compañero,
que, ajeno al dolor que me afligía,
guiaba su libertad a otros vuelos.

Dañada por espinas de mil miedos,
plegué las alas de mis sueños
¡Me quedé quieta, recogida, en silencio!
Y en la noche, despacio, muy despacio,
fui lamiendo las heridas
que, sangrantes, goteaban sus apegos.

Al alba, desplegué reconfortada mis alas al viento,
redimidas del peso de su ego,
perfumadas de azahar y de rocío
con gotas de Amor y sin recelos.

Alcé libre y feliz mi propio vuelo,
guiada por la luz del Nuevo Encuentro
con otras formas, por otro cielo.

==========================================
Feliz cumpleaños, amada.
Y muchas gracias a tu Renacer, que hizo posible el Reencuentro.
==========================================

24/6/16

Vídeo de la charla de Emilio Carrillo en Valencia, el 21 de mayo de 2016



   Vídeo (duración: 02:39:25) de la charla compartida por Emilio Carrillo en Valencia, el 21 de mayo de 2016, con el título ¿Qué te espera cuando vivas eso que llamas muerte?. En su primera parte, se profundiza en la práctica del Yo Soy desde la percepción de la dimensión subyacente del momento presente.

===============================================

23/6/16

Vídeo de la presentación de "Palabras de estrellas eternas", de Rosa María Vargas



Vídeo (duración: 01:28:41) de la presentación del libro de Rosa María Vargas titulado Palabras de estrellas eternas. Se celebró el 11 de mayo de 2016 en el Rincón de Kiko, en Sevilla. La introducción corrió a cargo de Emilio Carrillo. Y Mireia Serra acompañó en encuentro con la música de su arpa.

===========================================

22/6/16

Hijos, ¿para qué?

  
        Hemos visto en entradas anteriores que he publicado en este blog, cómo son las relaciones humanas que están empezando a surgir -pocas, pero existen- y quedó claro que, a parte de cómo son, también para qué son: para crear algo nuevo. Y de ello vamos a tratar aquí.

        Se necesita evidenciar cuáles eran las formas -o si se quiere, los principios- y las causas de algo que no era más que la sucesión de ideas preconcebidas y meros sistemas de creencias. Y aquí nos vamos a centrar en el tema de los hijos, de la descendencia.

        Para comenzar, hay que recordar las tres dinámicas que ha venido condicionando lo relacionado con ello, forzando a tener hijos: la reproducción, sobrevivir como sea y tener poder sobre otros. Y en la dinámica de reproducción están íntimamente ligadas la de sobrevivir mediante otros -la descendencia- y tener poder sobre la descendencia, como la tuvieron con los progenitores los mismos que les reprodujeron. 

         ¿Qué tal el entrante? Veamos el primer y segundo plato; el postre llegará al final y será sorprendente.

         Resultó que en la época arcaica de 3D el para qué tener, traer hijos o reproducirse nunca se preguntó. Directamente se “encargaba” Era un encargo basado en un porqué, pero, insisto, nunca desde un para qué. El porqué de traer hijos a este mundo era muy variado. ?Te suenan los siguientes porqués como argumento principal?:

-         Porque un matrimonio sin hijos es como un jardín sin flores.
-         Porque quiero desarrollarme como madre, o padre.
-         Porque así se realiza un ser humano en pareja.
-         Porque quiero experimentar la maternidad, o la paternidad.
-         Porque se me va a pasar el arroz, JAJAJA, este es el más absurdo de todos
-         Porque uno se casa para tener hijos.
-         Porque así tengo a quien dejarle lo que consiga en esta vida.
-         Porque a alguien hay que dejarle un mundo mejor
-         Porque ese es el sentido de la vida (¿Según quién? Pero eso no se lo preguntaban, sólo obedecían a la “norma”)
-         Porque es la manera en que dios te bendice.
-        

         ¿Sigo? Por si aún no te has dado cuenta, que tardarás en darte cuenta de la profundidad y del calado del para qué de los hij@s en una nueva conciencia dimensional, voy a mostrar otros aspectos alienantes, programadores y disfuncionales de la reproducción en sus formas ya pasadas, aunque algunas parejas las reiteren aún.

        La institución del matrimonio es el pilar de la sociedad ¿Te has fijado en la frase? Han equiparado el matrimonio a una de las instituciones de un estado cualquiera ¿Una institución era el matrimonio? Y tú si darte cuenta. Y es que las instituciones son hechas para el funcionamiento de una nación. Para que siga existiendo tal poder. Aquí tenemos un para qué traer hijos, para perpetuar el Estado. Y tú sin saberlo... Es curioso que las personas no se dieran cuenta que estaban concibiendo hijos para que sirvieran, en el futuro, al Estado al que pertenecían, y que les educaría para servir al mismo, y para el que trabajaría al igual que sus progenitores, como esclavos, sin darse cuenta, que lo único que hacían era sustentar los pilares del poder sobre ellos y sus descendientes ¿Ves cómo de atrapados estábamos con el tema de la descendencia?

         Otro argumento, similar al anterior y más usado por la ideología religiosa, no como el anterior que era de ideología política, era el de que la familia forma la base de la sociedad. Es evidente. Si tienes la base creyendo que son la base, siguen siendo la base a  base de un orgullo malinterpretado por ser la base sin darse cuenta que sólo eran la base de los que estaban por encima dirigiendo sus vidas a base de normas absurdas que sólo convenían a unos pocos que se servían de las bases a base de crear más base. Ufff, qué lote de escribir base ¿Acaso quieres seguir siendo la base de los demás y servir de procreador de bases? ¡Qué limitativo! Y date cuenta de un detalle, una cosa es procrear, y otra co-crear.

        Una vez que una de las dos normas ideológicas se obedecían, y la prole estaba en vida, había que educarla ¿Para qué ha servido esa educación? Para que todos los peques se amolden a una base estructurada como lo único posible. Para que obedecieran las normas bases. Para que sirvieran de base a los demás. Para que siguieran creando esclavos mentales que siguieran haciendo lo mismo que sus padres sin un para qué concreto sino porque para eso se vivía.

        A estas alturas me parece que no es necesario insistir en los para qué de una forma antigua en su dinámica de procreación: para así seguir sobreviviendo.

        Te aseguro que escribir sobre este asunto me cansa muchísimo, dado que lo tengo más que clarificado. Y cansa más cuando sigo observando que los manidos argumentos para seguir con la procreación se mantienen sin que nadie, o la mayoría, se pregunté el para qué. Pero voy a seguir, aunque me está costando.

        Cuando dos seres conscientes plenamente de Sí, de su esencia, y anclados al 100% en una nueva experiencia conciencial se unen para crear una vida nueva, tienen un entendimiento soberbio del para qué crear (co-crear), mediante su unión, una nueva vida: para que sea feliz en una realidad feliz. No hay otro para qué inicial. Aunque un secundario es para que la nueva creación pueda crear nuevas formas perfectas desde el conocimiento de para qué las crea: para ser feliz y, consecuentemente, ofrecer felicidad a los que les rodean.

        Si la lectura te ha sorprendido, lo que puede parecerte de locura es lo que sigue. Pues, con el tiempo, los seres anclados en una realidad de consciencia nueva entenderán que los conceptos de padres o madres, matrimonio o pareja, e incluso familia, han dejado de contener un significado viable. O lo que es lo mismo, aquí llega el postre anunciado antes, si es que lo último no lo es de por sí.

        Cuando dos seres deciden crear una nueva vida, en modo alguno lo hacen desde la perspectiva de una base de partida de familia, matrimonio o pareja, sino desde la convicción interna de que es lo que los dos quieren crear en ese instante. Obvio que parten desde un para qué, que ya está resuelto, pero el para qué se amplía notoriamente, sino es con sobresaliente, pues esa nueva creación de vida es para un ser divino que quiere encarnarse a través de ambos seres que han sido escogidos por el nuevo ser que encarnará en la nueva forma, cuestión que conocen desde su ser interno los progenitores. Por tanto, y también, tiene, el nuevo ser, el para qué concreto de para crear (al ser co-creado) una nueva, y mayor diversidad para sí y para el conjunto de los que le rodeen; una nueva y mayor creatividad para sí y el conjunto de los que le rodeen y para contribuir en crear mayor amor y felicidad en la realidad en la que nace.

        Pero esto no es lo más sorprendente que avisé, lo es el hecho de que la nueva creación no tendrá padre o madre al estilo antiguo, ni al que imaginan en la actualidad, sino que todos los seres que compongan su comunidad, además de sus progenitores directos, serán sus padres y madres. Y por todo el conjunto será cuidado, mimado y amado. Y ni que decir tiene, que la educación que recibirá será la mejor para el mejor desarrollo de su propia creatividad y la ampliación de la del resto del grupo.

        Efectivamente, no hay familias, ni instituciones estatales que promuevan el porqué crear vida, sino que dependerá, en primer instancia del ser que quiere encarnarse que elige a sus progenitores, los cuales son advertidos, en sus esencias, de tal demanda y aceptan para crear juntos esa nueva dimensión de creatividad en plena libertad desde sí, en sí y con la esencia que les ha solicitado. Por tanto, esa relación humana puede tener un compromiso determinado, que puede durar más o menos en el tiempo, pero que parten de un para qué en su relación, e incluso pueden tener claro el para qué concluir la relación una vez cumplido el propósito para el que se unieron, pues una vez que la nueva criatura ha sido creada, no han de ser los referentes paternales, puesto que toda su comunidad lo son en pleno amor hacia la nueva criatura que crecerá en una creatividad continuada desde la creación de los demás seres que le acompañan en su comunidad o ámbito social escogido para su experimentación en la nueva forma humana recién creada desde un para qué cuerdo. Y esto es co-crear, no procrear.

        Finalmente, observar un detalle que purifica todo esto de las relaciones humanas y la co-creación: se desarrollar sin APEGO. Espero que no haya que explicar lo importante que es esto, pues el apego adictivo era una de las cuestiones que viciaban las relaciones humanas en la actualidad como fruto del vicio pasado en el para qué formar familias, ¿lo recuerdas? Bien, ya incidiremos mejor en esto del apego, pero queda observado para el mejor entendimiento de todo lo tratado aquí

        ¿Ha quedado claro para qué tener, o mejor dicho, crear descendencia? ¿Pues para qué seguir escribiendo más si el para qué está resuelto? Te lo digo, para que no te pille por sorpresa esto si es que llega pronto a verse, que lo dudo, pero llegar, llegará, seguro.

========================================
Autor: Deéelij
Fuente: De su libro Alas sin plumas (Ediciones Ende, 2016):
========================================

Un ser COMPLETO padre/madre de un adulto... y me da la oportunidad de verlo recién aterrizado... y me da el enorme regalo de tener la experiencia de compartir mis entrañas... y a través de ellas venir a esta forma... experimentar una de las experiencias y estado más divino de entrega... donde y cuando se gesta un alma hermana...

Un ser COMPLETO que viene a través de mi...

Un ser que te elige…

Un ser que te regala el poder mimarlo y ver el espectáculo del proceso de convertirse en un humano "adulto" y así tener una experiencia humana... una vida

No es mi/tu hijo...

No es mi/tu hija...

No es mi/tu nada.

Es un alma hermana...

Digno de SER ESCUCHADO como el adulto más adulto... y contemplado en cada etapa como un ser perfecto viviendo esa etapa de infancia... en cada etapa es completo... no son algo inconcluso... en cada etapa son Sabios... e, incluso en esa vibración 3D, mucho más SABIOS por estar fuera de sistemas...


Siento sinceramente que los niños vienen a hacernos recordar nuestra esencia... recordar lo olvidado... ¿Cómo se puede ver como "algo que toca"?!?... ¿cómo se puede ver como algo para una realización personal con el fin de cumplir con lo que quiera que sea?!?!....

¿COMO se puede ver como ALGO?!?!...uff...

Gracias

=======================================
Aportación de: Sisi Bocanegra (sisibocanegra@gmail.com)
=======================================

21/6/16

Despertar


Vuelvo a mi Centro;
me he ido, pero ya regreso;
siempre estuve sin creerlo.

Vuelvo a mi Centro
que es mi hogar,
donde el alma
y el aire
se funden en el mar.

Vuelvo a mi Centro,
que es el Sol,
la existencia, la Vida,
donde el Amor
es un lugar.

Me he dejado llevar
por mil caminos;
y aún hoy me dejo.
Sin embargo,
vuelvo a mi Centro,
donde Soy en realidad,
donde el descanso es eterno,
donde la nada es todo.
Allí me disuelvo,
allí me creo…

Qué más puedo esperar,
sólo que, si me voy una vez más,
vuelva cantando
a mi Centro
para ya nunca más viajar.

================================
Autora: Silvina Garrido (garridosilvi@gmail.com)
================================

¿Homo Erectus?, ¿Homo Sapiens?... Desengánchate de la Matrix


Cada día veo cientos de personas en mi trabajo, hay mañanas que tengo que entrevistar a unas 50 personas, más compañeros, más alumnos de cursos, mas profesores, mas jefes, más... más... más... las personas con las que coincido en la vida, en la familia, en la calle, en el súper, en el bus...pues bien, no deja de sorprenderme lo poco erguido que aún está el ser humano...aún luchando por sobrevivir, sin saber que el cielo le pertenece, sin erguirse para ver el Cielo, para darse cuenta de su Gran Herencia... sus dones y talentos, sus capacidades... la programación por tener que vivir de una determinada manera hace que las personas lleven unas cargas, la mayoría innecesarias. Por ejemplo, se suele decir con cierta pena: "no tengo trabajo" o "me quedé sin trabajo". Con cierta pena y abatimiento, cómo si la necesidad de ganar dinero para poder consumir más fuera imperiosa. Y no nos damos cuenta de que algunos que dicen eso tienen pareja o alguien que los mantiene, una pensión, una renta, etcétera con la que de hecho viven, a lo mejor sin lujos, pero viven, y llevan una vida tranquila y sencilla, que para mi es el Sumun... lo más... En cambio, esto no se ve y se valora como algo negativo...

Llegará un día para el Ser Humano en que no sea necesario trabajar, más que por placer, haciendo aquello que le guste... pero que poco profundizamos en lo que verdaderamente somos y tenemos...

La gente lucha por adaptarse al sistema, a los esquemas y creencias que desde pequeño te van metiendo, programando en tu sistema mental. Hasta nos vendieron una idea que decía que la inteligencia era la capacidad de adaptación... je je... pero, eso no es sabiduría. Conocerás la Sabiduría que hay en tí, cuando profundices en tu corazón... cuando seas capaz de pararte a mirar la vida con otros ojos (Ojos Nuevos)...

Valoramos más lo material que lo esencial  y, claro, eso nos obliga a someternos al sistema, a los créditos en los que se meten algunos, a que hay que vivir de determinada manera, llevar a los niños a determinados colegios, con determinadas marcas, tener el último modelo de coche, veranear en tal sitio... Repito: Vida sencilla y Autoconocimiento para descubrir tus dones, la herencia que por derecho natural te corresponde...

No soy ninguna soñadora, aunque hago música y escribo poesía, esto se debe a mi conexión interior. Desarrollo, igualmente, un trabajo como técnico coordinador de gestión en el Ayuntamiento de Madrid, donde ejerzo otras capacidades, pero mi visión es la que es... Soy una persona que se conoce a fondo, nada más; y, por ello, enseguida veo lo que hay en otros.

Dentro de unos días te dirán que tu voto es decisivo, no lo creas, ellos tienen su propio juego y no cuentan contigo para nada.

Bob Marley   lo supo y te lo contó en esta canción...


===============================================
Autora: Ángeles Pérez (mapp58@yahoo.es)
===============================================