31/7/15

Vídeo "Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo (Programa 12)": Recuerda TV, 24/07/2015



Vídeo (duración: 00:53:20) del episodio12 del programa de Recuerda TV titulado Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo, emitido con fecha 24 de julio de 2015:

Este programa es el último de la primera temporada. Las doce entregas del mismo puedes verlas en la sección Preguntas a Emilio Carrillo de la la web de Recuerda TV: http://www.recuerda.tv

Recuerda TV es la web televisión con contenido consciente las 24 horas del día los 365 días días del año.

=======================================

30/7/15

Perdón, Leo... Gracias, Leo


Perdón porque yo también te puteé.
Perdón por cargar mis miedos en tu espalda.
Perdón por pretender que gambetees mis dudas y preguntas.
Perdón por ver la paja en tu ojo y no ver la viga en el mío.
Perdón por usarte como espejo para reflejar mis debilidades.
Perdón por querer inventar algo en ti cuando no puedo hacerlo en mí.
Perdón por imaginar apagar mis frustraciones con críticas y opiniones.
Perdón por los que no saben lo que dicen.
Perdón por ponerte en un lugar sin preguntarte si en él quieres estar.

Gracias por compartir tu don y tu talento.
Gracias por disfrutar cuando lo haces.
Gracias por empujarme a hacer lo que me gusta.
Gracias por mostrarme el poder que todos tenemos.
Gracias por animarte a crearlo.
Gracias por desnudar mis falencias.
Gracias por invitarme a liberar lastres con mi enojo.
Gracias por expandirme en la alegría.
Gracias por soñar y reconstruirte/me.
Gracias por hacerme sentir humano.
Gracias por enseñarme lo Esencial.
Gracias por ayudarme a Recordar.

(Dedicado a todos los “Leos” de nuestra vida)

=======================================
Autor: Diego Alcalde (alcalde.diego@hotmail.com)
=======================================

29/7/15

El Juego de Lila



El Juego de Lila es el "juego de la vida", del autoconocimiento y del Cosmos, de la interacción entre lo no manifestado (el Todo) y lo manifestado (el mundo físico de la energía y la materia)... ¿Quién soy? ,¿por qué estoy aquí?...

===================================
Vídeo enviado por Carmina (cgirasol@telefonica.net)
===================================

28/7/15

Creer, para sufrir


¡Qué verbo más tonto este de “creer”! El verbo de los crédulos.

- ¿En serio, Deéelij, “crees” lo que dices? ¿No son muy fuertes tus palabras?

Es posible que el lector pregunte lo anterior, pero si nos atenemos a lo que dice el diccionario, creer, en su primera acepción asegura, y es rotundo, pues lo manifiesta con certeza que es: “tener por cierto algo que el entendimiento no alcanza o que no está comprobado o demostrado”, y cuando buscamos la palabra crédulo afirma que es: “que cree ligera o fácilmente”. Así que tras esto, ¿sigues pensando que estas, mis/tus, palabras son fuertes? Si es que sí, prepárate que vienen curvas.

Lee atentamente, pues afirmo y aseguro que tú eres lo que crees. Así de simple, y te lo digo otra vez: tú eres lo que crees. O, tú eres aquello en lo que crees. O, no eres más que eso en lo que crees. O, si crees en algo, eso eres, y no más que una creencia en la que crees. ¿Fuertes palabras? Pues aún no llegaron las curvas.

Si crees en una ideología, eres la ideología, y eso es muy limitado. Es limitativo pues te lleva a un comportamiento en base a esa creencia y de camino a una estrechez de miras galopante, además de colocarte en la posición de que quien no crea en lo que tú crees es contrario a ti, alguien peligroso, alguien a quien quitar de lado, incluso se ha llegado al caso de asesinar a quien no cree en lo que tú. ¿Cómo van las curvas?

Mira, tira de la historia, ¿acaso las Cruzadas no eran porque unos creían que estaban en lo cierto contra otros que creían que también estaban en lo cierto? Pues así te puedo poner múltiples ejemplos. ¿Actuales? Sencillos los tengo: ¿No matan los aficionados de un equipo de fútbol a los aficionados de otro equipo de fútbol por la simple creencia de unos colores sobre los otros? ¿No se siguen matando por esos parajes de la Tierra unos a otros porque la creencia de unos es la contraria a la de los otros?

Alguna vez le he preguntado a un creyente de un partido cuál era la idiosincrasia de ese partido; y no lo sabían, sólo decían que creían en la ideología del partido, pero cuando insistía en cuál era la ideología, ni sabían cuál era. Tan sólo se habían apuntado a algo porque creían que era la opción correcta o buena. Claro, que si les preguntaba a los de la ideología distinta decían lo mismo.

Conozco a una pareja que acaban de tener un bebé y ya lo han inscrito en un equipo de fútbol y en una hermandad cofrade. En fin, sólo les faltó apuntarlo a la lista del paro. ¿Sabes lo que le pasará a ese bebé? Pues crecerá creyendo a pies juntillas que eso a lo que está apuntado es lo correcto y podrá llegar a luchar por ello sin saber el por qué lo hace; tan sólo dirá que es en lo cree. Y siendo así, pues ya tenemos adiestrado a otro ser humano, tendremos otro perrito faldero u otro mono de feria que va de un lado al otro porque así se lo enseñaron, porque le dijeron que eso es lo que ha de creer.

Algunos obedecen a creencias tan absurdas como las de “los Pérez-García somos así” Y resulta que el niño escuchó esto a su padre, abuelo, tío, hermano mayor… y así se comporta luego. El cree que los “Pérez-García” son así y así es, y no es más que eso. Pero eso suele ser bastante dañino, pues al no creer más que en eso, eso es lo único que es sin otra posibilidad, sin más posibilidades. Así que su vida se ciñe a eso en lo que cree y para de contar.

  Así que si crees en algo, eres eso en lo que crees. Así de sencillo, pero a la vez así de superficial, memo, ingenuo y necio.

- ¡Qué fuertes son tus palabras, Deéelij! No puedo creer lo que dices.

Pero si no se trata de que me creas. Se trata de que yo exponga algo y tú verás qué haces con ello. Alguien dijo algo parecido a lo siguiente: no sigas mis pasos o iras al mismo sitio. Así que no se trata de que me creas, que es lo que se suele hacer. ¿Cuántas veces has oído, e incluso dicho como si se tratara de una verdad, eso de: “lo ha dicho tal persona” Y al decir eso le das validez como si fuera cierto? ¿Cuántas veces nos hemos creído lo primero que nos han dicho? Pues miles. Desde pequeño uno cree lo que le dicen sus papis, porque ¿por qué tendría que dudar de ellos? Y así muchas otras personas nos han dicho cosas y nos la hemos creído de tal manera que forman el credo de nuestras vidas.  Y creemos en el credo que ejecutamos sufriendo de paso y sin parar.

Pero la clave de todo esto es que esas creencias son afianzadas en cuestiones externas a uno. Lo que nunca nos inculcaron es que creyéramos en nosotros mismos. ¿Cuál es la diferencia? En el primer caso, al creer en lo externo, lo que haces es depositar fe y esperanza en eso. Pero al creer en ti, lo que haces es fomentar tu confianza en ti. Cuando es lo primero, siempre estás a la espera de que algo externo cumpla de una manera determinada, y cuando no llega lo que se espera, uno se frustra como mínimo, sino padece un sufrimiento brutal. Pero cuando es lo segundo, pase lo que pase fuera, lo interno es la fortaleza que sostiene todo tu edificio hasta el punto de que estás seguro, tranquilo y feliz, pues no dependes de nada, sólo de ti. ¿Cómo van las curvas? Pues tranquilidad, que ya termino con un par de derrapes.

Repito: eres lo que crees. Pero QUIEN ERES no cree, pues posee certeza de SÍ, de su SER. Y esta es otra clave, la certeza, o tienes certeza o sólo crees sin fundamentar, sin articular, sin lógica, sin análisis, sin deducciones, sin razonamientos.

La cuestión no es en lo que crees, sino por qué crees en eso. A mí me da igual en lo que creas, sólo quiero el porqué de esa creencia, que sepas razonarlo, que esté cementado, que tenga lógica, que puedas defender de verdad, con solidez, de lo contrario el argumentario no pasará de frases como “creo porque sí, porque así me lo dijeron, porque así se ha hecho siempre, porque lo dice…” 

    Un derrape más para ir concluyendo: Cuando dejas de creer en lo externo, aparece lo interno con certeza.

- Esta frase es muy fuerte, Deéelij, te has pasado un par de pueblos.

Estoy de acuerdo, lo es, pero ¿son tan fuertes tus creencias como la evidencia de esta frase? Mira, si alguna vez dejas de creer en todo aquello en lo que crees, sea lo que sea, incluso en que como eres de tal sitio has de comportarte de esa manera. Incluso que por ser, hijo, sobrino, mami, papi, abuelo, trabajador… sea lo que sea, que creas ser, según te dijeron, y que acorde a ello has de comportarte como tal… Cuando dejas de creer en el cómo has de ser, aparece tu SER y el por qué con certeza.

¿Por qué has de regirte por la creencia de que como eres hijo (o cualquier otra condición) has de comportarte como tal dejando de SER TÚ? Cuando dejas de SER TÚ, tu SER sólo es una creencia ejecutable por otros, una creencia que ejecuta sin razonamiento. Así pues, la libertad en tus acciones (que no se les puede llamar acciones) sólo son el computar automatizado de una suma de creencias que te llevan a un comportamiento concreto, que si lo pensaras un instante, no es el que de verdad quieres. Entonces, ¿dónde está tu libertad? Pues te lo digo: presa de tus creencias. Así que puedes creer que eres libre, y en efecto, te lo crees, pero sólo eres un esclavo de tus creencias; un crédulo en resumen. Y eso es ser nada, eso es ser poco, eso es no SER.

     Llegados a este punto, te planteo el siguiente derrape: ¿Quién es más crédulo, el que establece la creencia o el que la cree a pies juntillas? Espera, espera, que la siguiente pregunta puede llevarte a descarrilar: ¿Quién es más tonto, el tonto o el tonto que sigue al tonto?

     ¿Adónde vas? ¿Haces tu vida o repites la de los demás?
     ¿Quieres ir a alguna parte o adonde van los demás?
     ¿Confías en ti o crees en los demás?
     ¿Eres auténtico o una emulación de la copia de alguien?

- Deéelij, creo que eres un osado, un provocador, un…

Me da igual lo que creas que soy; sé Quien Soy ¿lo sabes tú de ti? Pues si lo supieras estaríamos hablando en el mismo idioma, en el de la certeza. Pero, ¿quién dice esto? ¡Jo!, me lo estoy diciendo a mí, pues yo soy tú en otra forma. Lo que escribo me lo escribo a mí aunque tú (eres yo) sea quien lo lee. ¿Entonces me creo a mí mismo desde otra forma o creo otra forma de Ser sin creencias adoptadas?

Se acabaron las curvas y los derrapes, me contengo, que ya son muchas palabras. Concluyo: ¿estás en la cuneta o en Ti Mismo? Pues hasta que no tengas la certeza de Ti Mismo, desde tu Mismidad, estás en la cuenta aunque no te lo creas. Y si crees otra cosa, demuéstrame tu creencia, con certezas sólidas.

==========================================================
Autor: Deéelij
========================================================== 

24/7/15

Video del Taller que Emilio Carrillo compartió en Alozaina el 15, 16 y 17 de mayo de 2015



Vídeo-resumen (duración total: 02:05:49) del Taller compartido por Emilio Carrillo en la Casa de Acogida de Pepe Bravo en Alozaina (Málaga), el 15, 16 y 17 de mayo de 2015:

1ª Parte (01:06:43): 

2ª Parte (00:59:06):

=====================================

23/7/15

Vídeo de la presentación de "Regalos de Amor"



Vídeo (duración 01:33:35) de la presentación en Sevilla, el 26 de junio de 2015, de la ONG Regalos de Amor:


La introducción corríó a cargo de Emilio Carrillo y la presentación como tal fue realizada por Rosario Cases.

Para más información:


También se puede acceder al vídeo de la presentación a través de la grabación que la Asociación Hinneni realizó para el Círculo Sierpes de Sevilla:

================================
================================
Somos un grupo de voluntarios al servicio de los que más sufren y olvidados de la sociedad.
Nuestra filosofía se basa en un pilar fundamental: EL AMOR, para construir un mundo más justo, más humano y sin fronteras.
Apostamos por la vida, cualquier forma de vida. Por eso acompañamos los pasos de quienes nos encontramos en el camino.
Creemos en la dignidad humana. Buscamos dignificar a quienes más sufren por ser quienes más lo necesitan. Por eso, nos entregamos de manera total y gratuita para atender sus necesidades. Estar al servicio y entrega, conviviendo desde caridad con todos ellos formando una gran familia, y cuidándoles en sus últimos días de vida proporcionándoles comprensión, calidez, cariño y ternura, pues son la mejor terapia.
Nuestra misión es, en unidad, llevar el amor en acción, la igualdad, la cooperación en equipo, restablecer los valores humanos, despertad del corazón lo mejor de cada persona y regalar el amor y alegría.
Nuestra labor está dirigida a aquellas personas:
+Que sufren alguna enfermedad crónica creadora de estigma social o marginación.
+Que están cercanas a la muerte por motivo de enfermedad o cualquier otra circunstancia en situación límite donde se carezca de apoyo familiar.
Promovemos la cooperación internacional en países de extrema pobreza proporcionándoles una mejor calidad de vida.
================================

22/7/15

"Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo": viernes 24 de julio, 22:00h


El próximo viernes 24 de julio, a las 22:00 horas, se emitirá en Recuerda TV una nueva entrega, la duodécima y última de la primera temporada, del programa Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo.

Recuerda TV es la web-televisión con contenido consciente las 24 horas del día los 365 días días del año. Para ver el programa sólo tienes que entrar en este enlace:

En este enlace puedes acceder a los vídeos de todos los programas de preguntas a Emilio Carrillo emitidos hasta ahora:

Y para enviar tus preguntas, hazlas llegar al siguiente correo electrónico:
infofe@fundacionespato.com

=======================================

21/7/15

Disfrutar


Estás aquí para disfrutar. Simple, sencillo, además de económico y libre de impuestos o de declarar al fisco.

¡Qué listo es el Deéelij este cuando dice esto con tanta arrogancia a la par que frescura! Cómo si un@ no tuviera familia, hijos, hipotecas, coches, gastos… ¿Cómo se puede atrever el tipo este (al que los que le conocen le llaman Loco) a decir que estás aquí para disfrutar con todo lo que he de hacer y mantener, con todas la preocupaciones, con toda la carga que supone seguir trabajando para poder sobrevivir y conseguir tener una pensión y…?

Espera, espera, que termino yo la frase-pregunta ¿y… luego de haber ahorrado lo suficiente para tener un buen entierro cuando te mueras tras pasar una vida preocupado, intranquilo por si podías pagar todo lo que tenías que pagar y sacar adelante todo lo que tenías que sacar adelante? ¿Sabes? Al final te mueres como todo bicho viviente, mueres como se marchita una flor. La diferencia entre la flor y tú es que ella ha estado todo su tiempo en lo que tenía que estar, en simple, pero sencillamente, ser una flor, desde el inicio al final, sin más ocupación que SER una flor. En ello ocupó su existencia, en SER flor. Y cuando un@ se ocupa de SER, es disfrute. ¿Quieres SER flor o sólo ser un Ser Humano perdido en conseguir lo suficiente para llegar hasta la muerte ocupado en ese tránsito marchitándose a cada momento, a cada instante, marchitando cada instante?

Si no lo has observado, aunque te compare con una flor (y no te guste ser comparado con algo tan mínimo), es que la cuestión estriba en la actitud. ¿Acaso la flor se preocupa de su entierro? ¿Acaso se preocupa de si llueve, hace calor o graniza? NO, sencillamente NO. Y disculpa si te comparo con una flor que es lo que ES (SER) en cada momento independientemente de lo suceda a su alrededor.

Ese es el cambio de actitud: en la no preocupación y sí en la ocupación de SER en cada instante tú independientemente de lo que suceda. Y es que basamos el disfrute en base a lo que suceda, si es o no de agrado, ¡y vete a saber el porqué! La cuestión, repito, es no basarse en que en función de lo que suceda o no, voy a disfrutar, sino en disfrutar suceda lo que suceda. ¿Lo pillaste ahora? Porque es ahora cuando lo has de pillar, no luego. Y si lo pillas, calzas el disfrute al instante con lo que suceda, pues lo que sucede es como ES, y se trata de que acoples tu SER a lo que ES, y si es así, tu SER y lo que ES son la misma cuestión, al instante. O miras con Amor lo que ES, o lo miras sin Amor. Aquí es el cambio de actitud.

¿Lo viste? Si es que no, pues a no disfrutar. Si es que sí, toca disfrutar sin parar.

¿Lo viste? Te lo digo de otra manera: tú ERES (de SER) el instante que acontece. La cuestión es si lo rechazas o lo aceptas, simplemente. Si es lo primero no disfrutas, ¿y si es lo segundo?… ¡Sí, lo disfrutas!

¿Lo vistes? Si es que no, a seguir ahorrando para el entierro, padeciendo, marchitándose… Si es que lo viste, te viste, y si lo vistes eres el instante en disfrute del instante. 

¿Sigues sin verlo, sin percibirlo, sin comprenderlo? A ver, lo pongo de otra manera:

El disfrute no está en el estado de las cosas o el instante.

El disfrute está en tu estado con respecto a las cosas o el instante.

Y para finalizar un ejemplo de los que le gusta a Emilio Carrillo, uno sobre el fútbol. Sé que Emilio cuando va a ver a su Betis lo disfruta independientemente del resultado del partido, sin embargo otras personas que han estado viendo el mismo partido salen del encuentro enojados si el resultado es adverso. Así que si vas pensando que el partido te hará disfrutar, seguramente no disfrutarás. Pero si vas a disfrutar viendo un partido, pase lo que pase lo disfrutarás, aunque tu equipo pierda, pues no es que disfrutes del resultado, sino que has estado disfrutando en todo momento del espectáculo. Así que si quieres disfrutar de esta vida, disfruta viendo el espectáculo que la vida te ofrece en cada momento.

¿No me has entendido aún? Pues ni te imaginas lo que he disfrutado escribiendo esto, y lo que disfrutaré, tanto si puedes comprender esto como si no.   

==========================================================
Autor: Deéelij
==========================================================

20/7/15

Vídeo de la charla de Emilio Carrillo en el Congreso "Educar en Consciencia", el 19 de junio 2015



Vídeo (duración total: 02:07:29) de la charla compartida por Emilio Carrillo en Granada (Congreso "Educar en Consciencia"), el 19 de junio de 2015:

1ª Parte (01:06:15):

2ª Parte (01:01:14):

=====================================

19/7/15

Comparte: cuanto más tengas, más te será dado…


      La vida es un hondo equilibrio entre echar afuera e invitar adentro. El armónico fluir de esta potente dinámica afuera-adentro tiene su clave en compartir: da y se te dará más. Por ejemplo, en la respiración, cuanto más espiras, más inspiras. Espira más para que puedas crear un vacío dentro y entre más aire. Fíjate que no es preciso que pienses en inspirar: espira tanto como puedas y todo tu ser inspirará. De idéntico modo, Ama más y tu cuerpo recogerá energía de todo el Cosmos. Crea el vacío y la energía vendrá. Y lo mismo sucede con todos los procesos de la vida.

¡Comparte! Da y la vida te dará más; sea lo que sea… Este es el significado profundo de compartir: dar tu energía, en la forma y modalidad que sea, es un regalo; y, a cambio, se te da más. Por tanto, no lo dudes, comparte y hazlo con consciencia y desde tu esencia, sin buscar resultados ni contrapartidas. Y la vida, mágicamente, armónicamente, te dará más.

Cristo Jesús afirmó algo paradójico que se transcribe en el Evangelio de Mateo (25, 29): “Cuanto más tengas, más te será dado; y si no tienes nada, hasta lo que tienes te será quitado”. ¿Qué quiso expresar con esto? Pues que si compartes lo que tienes (espirar), incluidos los dones y talentos que se examinaron en el capítulo precedente, la vida, de manera natural, te dará más (inspirar); pero si, en vez de compartir, acumulas y retienes, lo que tienes te será quitado por esa misma vida y también de forma natural. Compartir es vivir; retener, sobrevivir. Compartir es gozar de la vida; retener, encarcelarla entre los barrotes de la ansiedad y la inquietud del ego….

La vida crece en el gozo. Aquellos que comparten obtendrán más, porque cuanto más disfrutan más crecen… El que no esté agradecido perderá lo que tiene; al que lo está, la existencia entera le ayuda a crecer más, porque se da cuenta de lo recibido… Sé más amoroso y recibirás más amor. Da más y tendrás más para dar. Comparte sin esperar nada a cambio y tu ser aumentará… Compartir forma parte intrínseca del Milagro que es la Vida. En el llamado “milagro de los panes y los peces”, la clave es compartir. Bajo la influencia de la percepción productivista y economicista todavía vigente, se le conoce como el “milagro de la multiplicación”, pero en los Evangelios –los cuatro canónicos lo narran– no se indica nada de que Cristo Jesús “multiplicara” los alimentos. Sencillamente, invitó a compartir lo que se tenía –cinco panes y dos peces– y fue así como hubo para todos –miles de personas–. El milagro no es la multiplicación, sino compartir…

Comparte tu ahorro; comparte tus dones y talentos; comparte tu energía; comparte el Amor que eres; comparte tu divinidad, en cualquiera de sus manifestaciones. Haz tuya conscientemente y disfruta naturalmente la dinámica “fluir-recibir-fluir” que rige en la Creación. Fluye compartiendo y aprende a recibir sin haber generado expectativas al respecto y sin miedo, pues hay tanto temor en tu vida que incluso a recibir puedes tener miedo… El Misterio de la Vida se desvela de par en par: “Vivir Viviendo”, vivir fluyendo para recibir de la Creación, que es una Naturaleza Viva y Divina de Abundancia Infinita donde la Gracia y la Riqueza se distribuyen entre todos los componentes que la configuran y en ella se integran y fusionan. Y no lo hace según la “capacidad”, pues no hay niveles conscienciales mejores o peores, sino que la Abundancia de la Creación se distribuye según la “necesidad” derivada del momento concreto del proceso evolutivo que cada componente de la misma esté experienciando.

Viejo hábito
Nuevo hábito
Ahorrar, retener y acumular para ti y para los tuyos pensando en el mañana y en el porvenir, desconfiando de la vida y sin entender cómo opera la vida y los regalos que continuamente te ofrece. Hay tanto temor en tu vida que incluso tienes miedo a recibirlos.
No ahorres, comparte. Si ahorras, es que te sobra; si te sobra, compártelo. Comprende cómo funciona la vida: da más y tendrás más para dar. Comparte el dinero, tus dones y talentos, tu energía, el Amor que eres, tu divinidad en cualquiera de sus manifestaciones… Comparte sin esperar nada a cambio y tu ser aumentará y la vida te dará más. Compartir es vivir; retener, sobrevivir. Compartir es gozar de la vida; retener, encarcelarla entre los barrotes de la ansiedad y la inquietud del ego… La vida crece en el gozo. Aquellos que comparten obtendrán más, porque cuanto más disfrutan más crecen… Haz tuya la dinámica “fluir-recibir-fluir” que rige en la Creación. Fluye compartiendo y aprende a recibir los regalos que la vida te hace llegar permanentemente.

         La Humanidad todavía concibe la vida desde la escasez (de recursos, de bienes, de energía, de amor,…) y distribuye lo escaso según las “capacidades”, que es la ley del más “fuerte”. La sociedad y el sistema económico imperantes se han construido y funcionan sobre estos cimientos puramente egocéntricos. Sin embargo, la Creación –también, dentro de ella, la Madre Tierra– es Abundancia Infinita y desconoce la escasez. Y esa Abundancia se reparte no según las capacidades, pues todos los dones y talentos son igualmente divinos e importantes y no hay jerarquías entre ellos, sino en función de las “necesidades” asociadas a los procesos conscienciales y evolutivos que se dan en su seno. Esto ha sido percibido por muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia de la Humanidad, que han vivido en consonancia con esa visión no egocéntrica o han propuesto modelos sociales coherentes al respecto.

         Entre los primeros, fue el caso, por ejemplo, de los colectivos cristianos primitivos. Así se describe en los Hechos de los Apóstoles (4,32-35) el modo de vida de la comunidad: “No tenían sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era en común entre ellos (…) No había ningún necesitado, porque aquellos que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de la venta y lo ponían a los pies de los apóstoles. Y todo se repartía a cada cual según sus necesidades”.

         En cuanto a la formulación de modelos sociales fundamentados en ese reparto según las necesidades, destaca la propuesta comunista sintetizada por Karl Marx en su Crítica del Programa de Gotha (I, 3): “En la fase superior de la sociedad comunista (…) solo entonces la sociedad podrá escribir en su bandera: ¡De cada cual según su capacidad a cada cual según sus necesidades!”.

      Ambos textos conducen a lo mismo y lo expresan literalmente de idéntica forma: “A cada cual según necesidades”. Mientras vivas pensando “acerca de” la vida, solo verás escasez y no lo comprenderás, creyendo injusto que alguien reciba más por el hecho de que en su proceso consciencial así lo requiera. Pero cuando pongas a la mente en su sitio, cuando dejes de pensar “acerca de” la vida y veas la realidad, comprobarás que todo es Abundancia, por lo que no hay problema alguno en dar más a quien en su devenir evolutivo más necesite.

===============================================
Texto extraído del libro Sin mente, sin lenguaje, sin tiempo, del que es autor Emilio Carrillo.
Puedes acceder a él a través de esta web:
===============================================

17/7/15

Vídeo "Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo (Programa 11)": Recuerda TV, 10/07/2015



Vídeo (duración: 01:01:26) del episodio11 del programa de Recuerda TV titulado Comparte tus preguntas con Emilio Carrillo, de fecha 3 de julio de 2015:

El programa es emitido los viernes alternos, por lo que el siguiente encuentro con Emilio tendrá lugar el 24 de julio de 2015, a las 22:00 horas. Para enviar tus preguntas, hazlas llegar al siguiente correo electrónico:

infofe@fundacionespato.com

Recuerda TV es la web televisión con contenido consciente las 24 horas del día los 365 días días del año. Para ver el programa sólo tienes que entrar en este enlace:

=======================================

16/7/15

Y un día, el tiempo se detuvo


Y un dia, el tiempo se detuvo
Y ya no corría tan a prisa
Y las horas transcurrían
Tranquilas
Y los pájaros se dejaban ver
Y se veían los duendes…
Y las almas.
Un día el Sol
Fue más intenso, brillante y eterno
Y la noche fue tan eterna
Como el día.
Y se podía llenar el tiempo con sueños
Y la noche se llenaba de horas
Y el día también.
Y ya no se afligían las almas
Por la fugacidad del tiempo
Porque el tiempo se detuvo
Y pudimos vivir.

Ese día supimos
Que un año es como un siglo,
Lleno de momentos, tan intensos como eternos,
Y ese día, al contemplar nuestro pasado
Lo vimos tan cercano que parecía nuevo y a la vez
Tan lejano que parecía viejo.
Y no pudimos ubicar los momentos en el tiempo.
Porque se había detenido para nosotros
Y vimos los momentos flotar en el espacio, sin tiempo
Y vimos nuestras almas flotar, avanzando hacia el pasado
Regresando hacia el futuro,
Recogiendo momentos para sembrar el espacio
Y el espacio pudo estar, sin necesitar el tiempo, eternamente invadido
De momento infinitos
Como nuestras almas eternas….

==========================================================
Autora: Elena Corzo (craelena@gmail.com)
==========================================================

15/7/15

Mírame, al instante


Mírame, al instante.

Mírame sin nombrar, sin calificar, sin enjuiciar… Mírame, tal cual. Sólo mira. Si así lo haces, a ti te miras. Tú mi espejo eres; yo no soy tu sombra.

Salto a la acera, ando, me deslizo entre tus idas y revueltas, sólo te miro, y en mi mirar me miro. Al mirarte veo el alma que habita ese cuerpo, sea el cuerpo que sea, y me veo a mí, me miro al mirarte. Soy tú en otro instante, y tú eres yo si aquietas el instante.

Pido algo en un kiosco, me lo pido a mí; y te veo a ti dándote/me sin que percibas ese instante; sólo aquiétate.

¿Te lo cuento de otra manera, quizá superficial? Cuando te miro no veo un cuerpo, una edad, unas arrugas, un desgaste, una sonrisa o una lágrima, unas risas de satisfacción o un grito de dolor inconmensurable, no te veo en eso que crees (sin saber, sin certeza) ser tú, un cuerpo que transita en una vida, quizá sin sentido, ojalá con todo el sentido. Pero sea como fuere, veo que eres un alma exactamente igual que yo con un uniforme humano, sólo un uniforme, quizá sin galones, sin medallas, quizá sin nada, quizá con todo. Pero sólo es el vestido que cubre la majestuosidad de la Inmensidad jugando a no ser nada. ¿Visto? Si es que no, mírame sin esos ojos que todo lo enjuician y tildan, que todo lo califican y todo lo comparan. Si así fueras capaz, te ves al mirarme al instante, y al instante nos vemos.

Esto que te cuento me lo cuento, sin cuentos. En serio, mírame, sólo mírame, sin más, y verás que somos una Inmensidad disfrazada jugando a perderse hasta encontrarse.

            Si quieres mirarme y mirarte al instante, sólo es posible con los ojos del Amor. Mírame/te con Amor y te/me mirarás en el Amor, te/me contemplarás desde el Amor.

            Un tu/yo, un tú y yo, Unos al instante somos si al mirarnos penetramos desde el prisma del Amor. Desde el colapso amante del Amor. En el acrisolado Amor.

            Mírame, Amor, al instante; mírame con Amor y te estarás mirando en Amor. Entonces, ya, en ese preciso instante no habrá miradas, no habrá idas y revueltas, sólo habrá un abracadabra al percibirnos como Somos, en lo que Somos. Ya no será un mirarnos para vernos, será un Amor viéndonos en nuestras miradas.

              ¡Mírame al instante, por favor! Mira si esto que miro no es Amor. O si no es el Amor el que mira. Que cuando salgo a la calle calzando estos zapatos humanos, sólo miro cuánto Amor anda deambulando las calles sin ver que es el Amor brillando. De nuevo te pido al instante: ¡Mírame, y dime si tú no eres el Amor que miro, que me mira sin saber que es el Amor encarnado en un instante no contemplado. 

==========================================================
Autor: Deéelij
==========================================================